29 abr. 2010

Madre Noche - Kurt Vonnegut

Al parecer, Madre Noche es la única novela de Kurt Vonnegut sin ningún componente de ciencia ficción, algo que importa bastante poco porque el resultado es magnífico. Las tramas que se van presentando están perfectamente hilvanadas y mediante un buen forro de flashbacks, entretejidos cada pocos capítulos, se va revelando información al lector, que no tiene posibilidad alguna de escapar de la narración a medida que la historia va tomando forma. Relatos bélicos y cuentos de espías, nazis alemanes y nazis americanos, humor negro y personajes absurdos, paranoia y Guerra Fría. Un libro que está además bordado con un montón de frases redondas, ésas que te parecen increíbles por la sencillez de su redacción y lo atinado del juicio que expresan, pero que lamentas que no se te hayan ocurrido a tí. Mi favorita sin duda es la que sigue por el punto nihilista con que se cierra:

"[...] no puedo pensar en términos de fronteras. Esas líneas imaginarias me resultan tan irreales como los duendes y las hadas. Me resisto a creer que señalen el fin o el principio de nada que interese realmente a un ser humano. Las virtudes y los vicios, los placeres y los dolores cruzan las fronteras a su antojo".

Más reseñas sobre esta obra en SHVOONG, Plataforma 21 y Cyberdark.

21 abr. 2010

Más que humano - Theodore Sturgeon

Mientras leía Más que humano no podía evitar pensar constantemente en el cómic y las peliculas de los X-Men o en la serie de TV Héroes. Es de suponer que el tema del próximo paso en la evolución del ser humano se ha debido tratar en mil y una novelas y relatos cortos desde que existe la ciencia ficción. La tendencia es imaginar que debido a mutaciones o a la mejora en el rendimiento y la utilización del potencial mental, ciertos individuos adquiren habilidades psíquicas de lo más variado (telequinesis, teleportación, telepatía, etc.). Yo he descubierto con esta novela que ya en 1953, el asunto podía tratarse con aún más frescura y originalidad de lo que hemos podido ver años o décadas después en el cine o la televisión. Además, después de la sesión de soft scifi que me di con Planos Paralelos, ha sido todo un gustazo poder coquetear con el lado duro del género y leer por ejemplo la descripción de un generador de antigravedad como sacada de un manual de ingeniería.

Los temas subyacentes en esta historia son sin embargo bastante soft y los que uno esperaría cuando el protagonista es el diferente, el rarito, el tonto del pueblo. Hablar de parias y freaks proporciona un mecanismo perfecto para reflejar sutilmente la hipocresía de una sociedad que abomina todo aquello que no encaja en su concepto de normalidad. Estamos delante de un texto ciencia fícción, sí, pero en realidad habla de marginación, autoexclusión y aceptación de la propia identidad como única forma de seguir vivo. Y también de búsqueda de apoyo, amor y sustento emocional entre tus iguales.

Una famosa cita de Theodore Sturgeon, conocida como La Revelación de Sturgeon, afirma: "El noventa por ciento de la Ciencia Ficción es basura, bueno entonces, el noventa por ciento de todo es basura". No es, desde luego, el caso de esta novela. Un libro totalmente recomendable.

Por cierto que se me olvidaba, ¿qué se dice de este libro en Internet? Vuelvo a recurrir al Ciencia Ficción [punto] com y sus reseñas por múltiples comentaristas. En este caso, la primera desaconseja totalmente su lectura. ¿No es maravilloso ver como un mismo libro tiene tan diferentes interpretaciones? En fantasymundo hacen no ya un análasis, sino una vivisección de la novela.

15 abr. 2010

Planos Paralelos - Ursula K. Le Guin

Planos Paralelos es una colección de relatos cortos avalada por un premio de la revista Locus en 2004. La protagonista del libro nos va describiendo las características particulares de otros mundos en otros universos, los cuales tiene oportunidad de visitar empleando un misterioso método de traslación que sólo es efectivo durante los tiempos muertos que se pasan en aeropuertos terrestres, mientras esperamos un vuelo de conexión a otro destino. Precisamente el título original en inglés "Changing Planes" juega con ese doble sentido, cambiar de avión/plano, pero se pierde en la traducción.

La ironía, la hipérbole, el absurdo o simplemente, la fantasía y la imaginación a la hora de mostrarnos otras realidades son los recursos utilizados por la autora para poner de manifiesto los problemas, contradicciones, o estupideces que vivimos en nuestro planeta. El sustrato científico del "método Sita Sulip de viaje interplanar" carece de importancia, de hecho así se indica nada más arrancar el libro. Elucubrar y especular sobre modelos sociales y antropológicos es lo verdaderamente interesante de la obra.

La idea es buena y muchos capítulos son muy originales, pero en mi opinión el resultado global es bastante superficial e ingenuo. Ojo, que no le quito razón a sus denuncias, al contrario, estoy de acuerdo prácticamente con todo lo que ha querido criticar. Por ejemplo, me ha resultado especialmente grato que toque en un par de ocasiones, aunque sea de pasada, el vegetarianismo y los sentimientos de los animales. La cuestión es que a mi parecer, en todos los cuentos hay un cierto regusto a moralina y condescendencia que les resta atractivo. Por supuesto, para gustos los colores.

Hay una crítica muy visceral a esta edición de Minotauro por problemas con la traducción en el portal argentino de ciencia ficción Axxon . En Ciencia Ficción [punto] com hay otro comentario interesante, éste mucho más relajado y un poco en línea con mis impresiones.

9 abr. 2010

Delitos a largo plazo - Jake Arnott

Impecable novela negra. Delitos a largo plazo se compone de cinco historias independientes, aunque conectadas entre sí y vertebradas en torno a Harry Starks, un gangster homosexual que se mueve por un Soho de Londres rebosante de actividad en pleno Swinging London. Es ágil: el ritmo es trepidante, la acción y los acontecimientos no se detienen ni un momento y se suceden a la cadencia conveniente para capturar el interés del lector. Está perfectamente documentada: el contexto sociocultural se ciñe con precisión a la realidad británica y mundial de los 1960s. Política, cultura y sociedad. Clubs, tiendas y famoseo. Mods, skinheads y hippies. Todos salpimentan el relato ubicados temporalmente con una exactitud alemana. Es original: los relatos adaptan su estilo y redacción a cada protagonista, haciéndolos así aún más verosímiles. Huye del mórbo fácil: las actividades mafiosas se narran usando un lenguaje descriptivo y concreto que se limita a explicar sin rodeos, bien un asesinato, bien una tortura, bien un chantaje, evitando en todo caso recrearse en detalles escabrosos.

Sólo he encontrado dos fallos, ninguno atribuible al autor. El primero es el reclamo de la portada comparando el libro con Pulp Fiction. Puede tirar para atrás a todo aquel que no soporte a Tarantino, como es mi caso. Y segundo, el prólogo de Rodrigo Fresán. Confuso, pedante e innecesario a más no poder.

No soy muy aficionado a la novela negra y sin embargo, para cerrar el post solo se me ocurre decir: imprescindible.

La gran mayoría de reseñas que he encontrado en Internet coinciden en que estamos ante una novela que nadie debería perderse, véase por ejemplo Abandonad toda esperanza, Llegir en cas d'incendi, La Dinamo o Ven que te llevo.

5 abr. 2010

Valis - Philip K. Dick

Valis no es una novela fácil. No se la recomendaría a nadie para tomar contacto con este autor. Su lectura resulta en muchos momentos bastante exigente y requiere que nos concentremos al máximo para poder encontrar sentido a todas las divagaciones filosóficas, religiosas y existenciales que dan cuerpo a la historia. A pesar del interés, habrá párrafos enteros de los que será imposible sacar gran cosa en claro. ¿Alguien me puede explicar cómo seguir los razonamientos de un esquizofrénico que nos cuenta una experiencia mística empleando una profusión de cultismos teológicos? También es deprimente la mayor parte del tiempo. Hay que hacer un esfuerzo consciente para no dejarse arrastrar por la desolación que provoca la presencia de la muerte, la enfermedad, los problemas mentales y el suicidio, que campan a lo largo y ancho de casi todos los capítulos.

A pesar de esta introducción, creo que el libro ha merecido la pena. Valis es un relato pesado y desagradable, sí, pero también muy original. Además es de agradecer que cuando crees que no vas a poder soportar más negatividad, el tono grave se interrumpe y aparecen pasajes bastante divertidos. En el top de mi lista personal están las sesiones entre el protagonista y su terapeuta. Y lo mejor en mi opinión es que llega un momento en que no sabes qué parte es autobiográfica y qué parte invención. Mucho de lo que aparece en Valis fue experimentado por el propio Dick, y como tal está documentado en su biografía. Quizás estamos delante de una suerte de terapia que el escritor llevó a cabo para expulsar sus demonios. Sin embargo dichas experiencias se alternan con ficción pura y dura, ¿o no lo es? No sabría qué decir, aunque las situaciones que se describen puedan parecer increíbles, no lo son más que sus propias visiones y revelaciones de la divinidad. ¿He dicho revelaciones cuando debería haber decho crisis psicóticas? Complicado, muy complicado. Lo qué sí tengo claro es que estamos ante una narración tan dura y desconcertante como atrayente. Eso sí, solo para fans de Philip K. Dick.

Hay una reseña de Valis en Cyberdark que me ha parecido bastante objetiva. Varios colaboradores de El Sitio de Ciencia-Ficción también la comentan. Uno de ellos la pone a caldo, a lo que no tengo nada que objetar porque me gusta que la gente sea visceral. Por cierto que nadie se despiste con el título alternativo de "Sivainvi", se trata de un intento de traducción al castellano del acrónimo V.A.L.I.S.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...