31 ene. 2013

Llamadas Telefónicas - Roberto Bolaño

Ya me tocaba leer algo de Roberto Bolaño, autor que para mi era completamente desconocido pero que sin duda está considerado como uno de los más prestigiosos en castellano. Por no hablar de la cantidad de elogios que recibe en los blogs de reseñas literarias. He preferido que la toma de contacto fuese con un libro de relatos cortos por aquello de que lo bueno, si breve, dos veces bueno y lo malo si es breve, por lo menos no se hace pesado.

En Llamadas Telefónicas he detectado dos grandes grupos de relatos:

a) por un lado están los que están claramente inspirados en sus experiencias vitales y que por lo general son una amalgama de pasión por la literatura y relaciones interpersonales,

b) y por otro los que aunque puedan tener influencias autobiográficas (no seré yo quien se atreva a negarlo), tienden claramente a la ficción pura.

Los primeros los he leído con un nudo en el estómago. Por lo general no son demasiado alegres, ya que nos detallan experiencias muy duras en las cuales el autor en primera persona desnuda tanto sus sentimientos como su absoluta entrega a la escritura. El Chile de Pinochet, el compromiso de Bolaño con las ideas progresistas de izquierdas, las estrategias de supervivencia en todos los países en que vivió, sus relaciones familiares, afectivas o con el exilio chileno, etc. Los incluídos en el segundo grupo juegan más con elementos procendentes de la imaginación, aunque a veces tocan también temas relacionados con la literatura. En estos casos la influencia de Borges es manifiesta puesto se nos presentan como historias perfectamente documentadas sobre escritores de segunda, poetas malditos, narradores marginales, etc.

Este volumen incluye los cuentos que listo a continuación y que clasifico según la simplista tipología que acabo de explicar:

  • Sensini (a)
  • Herni Simon Leprince (b)
  • Enrique Martín (a)
  • Una Aventura Literaria (b)
  • Llamadas Telefónicas (a)
  • El Gusano (a)
  • La Nieve (b)
  • Otro Cuento Ruso (b)
  • William Burns (b)
  • Detectives (a)
  • Compañeros de Celda (a)
  • Clara (a)
  • Joanna Silvestri (b)
  • Vida de Anne Moore (a)
En mi opinión la calidad media es bastante alta, factor que me viene fenomenal porque en realidad he sacado de la biblioteca el volumen Cuentos publicado por Anagrama y que incluye además de ésta compilación,  otros dos libros de relatos del chileno: Putas Asesinas y El Gaucho Insufrible (en próximos posts iré dando cuenta de ellos). De todas formas tengo que aclarar que algunos finales me parecen demasiado poco concluyentes. Sí, ya sé, ya sé, "como la vida misma", que me podría responder algún fanático de este autor. No diré que la vida no sea así, la cuestión es que a mi los cierres cuanto más herméticos y más estancos, más me gustan. Tenéis otra reseña de Llamadas Telefónicas en Un Libro al Día.

27 ene. 2013

Tren Nocturno - Martin Amis

Tren Nocturno resulta ser, para sorpresa mía, una breve incursión de Martin Amis en la novela negra que se lee en un par de sentadas. La protagonista en una mujer detective con nombre masculino y un contundente físico también bastante hombruno (1.78m y 81kg). Mike Hoolihan se encuentra a cargo de la investigación del suicidio de Jennifer Rockwell, hija de su anterior jefe y mentor en la policía de (yo diría) Chicago: el coronel Tom Rockwell.

Tampoco es que pueda contar mucho más. La trama no me ha despertado demasiado interés. El terrible historial que Mike tiene detrás (abusos sexuales por parte de su padre cuando era tan solo una niña, alcoholismo ya siendo detective, etc.) no me ha parecido que tenga mucha importancia en la novela, ni le da carácter al personaje. Si algo hay que destacar es que no se trata de una novela criminal al uso, dado que llegado un momento se torna más bien un análisis del suicidio. Con ánimo de resolver el caso, la protagonista no hace más que cavilar sobre las posibles razones que lo han provocado, sus implicaciones en el entorno afectivo más próximo, estadísticas sobre el impacto del suicidio, su relación con los crímenes violentos, etc.

De todas formas y siempre desde mi punto de vista, aunque está bien escrita y entretiene, no aporta nada relevante al género. Otras reseñas de esta novela en Apostillas Literarias, Amalgama de Letras y en Aceprensa.

23 ene. 2013

El Jinete de la Onda del Shock - John Brunner

La trama de El Jinete de la Onda del Shock se sitúa en la segunda década del S. XXI, momento en que la Datarred pone a disposición de la población toda la información, conocimiento y servicios existentes en la Tierra desde una disparidad de dispositivos (principalmente desde el videófono). Bueno, al menos aparentemente, dado que como es de suponer, existen ciertas restricciones por parte de los Gobiernos y de las grandes corporaciones privadas para que no sean visibles al público general los datos que puedan comprometer la seguridad nacional de unos, o los intereses económicos de otros. Ni que decir tiene, en realidad dicha información lo que hace es revelar la mezquindad e ilegalidad de muchas de las acciones de quienes gobiernan los estados y dirigen las compañías transnacionales. El protagonista, Nick Haflinger, es un huérfano superdotado que tras pasar por varias familias termina siendo educado por el Gobierno en Tarnover, una institución muy especial que permitirá mejorar sus habilidades para futuro provecho de papá estado. Sin embargo, Haflinger descubre que en ese centro se llevan a cabo muchas otras actividades difícilimente justificables desde un punto de vista ético (experimentación genética con humanos, sin ir más lejos), a las que él mostrará un rechazo frontal y tras años de adiestramiento, huye para pasar a ser un prófugo. Sus grandes conocimentos de la Datarred le permitirán ir convirtiendose sucesivamente en diferentes personas salvaguardando siempre su privacidad y con un claro objetivo en mente: derrocar el orden actual poniendo en evidencia las miserias del sistema.

Solo por la gran capacidad de anticipación de John Brunner esta novela merece considerarse extraordinaria. Aunque data de 1975, no solo la Datarred es una visión adelantada de Internet, sino que el protagonista es un hacker/hacktivista con todas sus letras, adelantandose en dicho papel a los venideros antihéroes del ciberpunk. El autor tuvo incluso el acierto de definir el software autónomo que compromete la seguridad de los sistemas conectados a la Datarred con términos como virus, gusanos, etc. Siguiendo con su visionaria concepción del futuro, en la sociedad imaginada por Brunner está plenamente normalizada una altísima movilidad del individuo, que se ha habituado a cambiar de residencia cada pocos años, para de esta manera impedirle establecer vínculos estrechos con las personas. En definitiva, la acción transcurre en un mundo distópico donde los estados han establecido unas sutiles herramientas de control (consumismo, cultura del ocio, alta movilidad, globalización, etc.), que conducen al sometimiento complaciente e ignorante de la población, aunque exista una reducidísima minoria culta, autónoma y disidente. Pero para variar con la tónica habitual en las distopías, en esta ocasión vemos que existen muchas probabilidades de que el pueblo recupere el poder gracias precisamente, al acceso a los datos y a la participación directa en las decisiones que permiten las redes de comunicaciones.

Al contrario que en las otras novelas de Brunner que llevo leídas (El Rebaño Ciego y Todos sobre Zanzíbar), a nivel técnico esta narración es bastante más convencional. Eso sí, que nadie piense que por huir de los formatos experimentales de sus otras obras la historia pierde interés. En absoluto. Tenemos un número reducido de personajes y una trama única que va desarrollandose en flashbacks, pues nada más comenzar el libro sabemos que el protagonista está detenido y se nos va revelando su pasado durante las regresiones a las que se ve sometido con ayuda de psicofármacos. Cuando ya estamos en contexto, los interrogatorios conscientes a los que va siendo sometido aportan un buen montón de reflexiones interesantes sobre la sociedad en que transcurre la acción y que tan parecida ha resultado a la actual. En el apartado de otras reseñas, os recomiendo que echéis un vistazo a Rescepto indablog y La Biblioteca del Kraken.

19 ene. 2013

La Isla de Hormigón - James G. Ballard

El exceso de velocidad hace que Robert Maitland, un arquitecto de éxito en mitad de la treintena, estrelle su flamante Jaguar en una singular isla delimitada por varias autopistas de circunvalación en las proximidades de Londres. Las particularidades de este no-lugar, la dificultad de acceso al mismo y las heridas que sufre en el accidente complican hasta extremos insospechados la tarea de pedir ayuda, no digamos ya la de salir de allí por su propio pie.

Una angustia opresiva me ha acompañado durante la lectura de La Isla de Hormigón de mi admirado James G. Ballard. Los límites de la cordura se bordean y sobrepasan en este experimento urbano de terribles consecuencias. Como si del guión de un viejo episodio de la serie de TV británica Tensión se tratase, el autor limita cada vez más las posibilidades de fuga del protagonista a base de restringir más y más las alternativas a medida que pasan las páginas. Por un lado su familia no va a echarle de menos hasta que pase algún tiempo, no en vano lleva una doble vida que oscila entre su mujer y su amante, aunque en ambos casos con una clara falta de compromiso. En su trabajo ocurre más o menos lo mismo, ya que tiene un historial de ausencias prolongadas sin previo aviso. Su forma de actuar en el entorno laboral y familiar viene a hablarnos en definitiva de un personaje con un bagaje emocional problemático: en un par de ocasiones unos conductores se detienen y se muestran curiosos por su situación, momento que Maitland podría haber aprovechado para solicitar su ayuda,. Sin embargo en lugar de hacerlo, hace gala de un comportamiento errático y esquivo, con lo cual, todo nos hace pensar que se está condenando voluntariamente a permanecer en este extraño paraje. Pero por si esto no fuese suficiente, a mitad de la narración se nos revela que el accidentado no es el único naúfrago de esta isla de cemento, que cuenta con un par de extraños habitantes más. Sorprendentemente, al darse a conocer sacan a la luz el lado perverso del arquitecto.

No voy a decir que la novela no me haya gustado, como ya he comentado al empezar el post, Ballard consigue transmitir intranquilidad y desasosiego desde el primer párrafo, y eso ya es de agradecer. Toda la desolación y marginación a que asistimos es marca de la casa, así que he disfrutado con sus obtusas y retorcidas historias desde la comodidad del sofá. Sin embargo me queda la sensación de que en este caso, ha forzado demasiado la máquina, pues los giros del argumento para justificar la desgracia del arquitecto son cada vez más enrevesados. Las pocas tentativas reales de escape se ven frustradas por circunstancias cada vez más inverosímiles y rocambolescas. Por supuesto que todas sus hipótesis de trabajo son factibles, pero demasiado improbables como para que el lector las asimile con naturalidad, ya que no hay ni elementos fantásticos ni de ciencia-ficción en que apoyarse. Es cierto que su obsesión principal del autor es mostrar la inmundicia de la sociedad contemporánea y evidentemente esa técnica lo hace posible, pero me ha parecido que de tanto apretar, la tuerca se ha pasado de rosca. 

Más reseñas de esta novela, que en Minotauro se publicó bajo el título de La Isla de Cemento, en Fantasymundo y El Tiempo Ganado.

15 ene. 2013

Fiasco - Stanislaw Lem

Siglo XXII. El ser humano por fin ha detectado una estrella con un sistema planetario en el que hay señales claras de la existencia de una civilización inteligente, que según el modelo Ortega-Nilssen, se situa dentro de la ventana de contacto: ni demasiado evolucionada, ni demasiado primitiva. Por tanto, se lanza el programa espacial SETI destinado a visitar dicho planeta para entablar relaciones con los alienígenas. Pero no nos engañemos, Fiasco es una novela de Stanisław Lem, cuya obra se caracteriza por un rechazo frontal al antroponcentrismo, así que los tripulantes del Hermes no lo van a tener nada fácil. Para cuando la nave llega a Quinta, pues así se ha bautizado al planeta que orbita en torno a la estrella Zeta, sus habitantes resultan llevar más de un siglo arrastrando un conflicto bélico global y muestran un absoluto desinterés por la avanzadilla terrestre. No responden a los incontables intentos de comunicación aunque eso sí, interceptan cualquier conato de aproximación de cohetes sonda terrícolas. La situación se enrarece con los meses, el clima en la nave exploratoria se tensa lo indecible. Quinta ataca al Hermes, pero afortunadamente la superioridad tecnológica terrestre en cuanto al control de los campos gravitacionales les ofrece una ventaja que, finalmente, pondrá de rodillas a los quintanos. Estos se verán forzados a aceptar el encuentro, si bien la cuestión que subyace es, ¿qué validez tiene un contacto interespecie en estas condiciones de hostilidad manifiesta?

Si por algo quiero destacar esta narración es por la rigurosidad y verosimilitud de los planteamientos científicos inventados por Lem. Así por ejemplo, asistimos a apasionantes disertaciones sobre Ingenieria Sideral, se explica el funcionamiento del gracer (acrónimo de Amplificador de Gravedad por Excitación Colimada de Resonancia) y cómo a través del mismo podemos conseguir un puerto espacial (lo que viene siendo un hueco de Holenbach en el modelo teórico, para que me entendáis) con bradicronalidades y/o retrocronalidades dentro de un colápsar. Maravilloso, simplemente maravilloso. En mi opinión, la inclusión y constantes referencias a (supuestos) modelos teóricos en todos los campos de la ciencia, desde la ciencias sociales a la física gravitacional, crea un contexto en el cual el lector puede sentirse cómodo. Por cierto, el magnífico trabajo de traducción de esta edición de Alianza Editorial me parece difícil de superar.

Y como siempre me pasa con Lem, me resulta tremendamente fácil sintonizar con sus planteamientos. El ser humano no es el centro de nada, no es más que una especie más, muchísimo más perjudicial que beneficiosa para consigo misma y el resto de seres del planeta. Y casi con certeza, del resto del universo. No me extraña pues que ninguna inteligencia extraterrestre se moleste en contactar con nosotros. Lamentablemente su arrogancia y prepotencia le lleva a considerase el ombligo del universo, así que para mí es siempre un placer asistir a un relato en donde se le obliga a la humanidad a tragarse unas buenas píldoras de humildad.

Tenéis más reseñas de esta novela en el Sitio de Ciencia-ficción y en Pepe Fotón. En este último blog no sale muy bien parada. Admito que comparto la crítica de su editor sobre la (falta de) trascendencia y profundidad de los personajes. En todo caso para mi esos fallos quedan minimizados frente el contenido filosófico y ético que se pretende transmitir.

11 ene. 2013

Ciudad - Clifford D. Simak

Cuando leí Intervenciones de Houellebecq tomé nota de un libro de ciencia-ficción que se encuentra entre los preferidos del autor francés, gran aficionado al género: Ciudad, de Clifford D. Simak. Se trata de una novela compuesta de ocho relatos (via Wikipedia) que se nos presentan como si hubiesen sido compilados y comentados por un editor perruno, pues efectivamente, la sociedad en que se ha publicado este volumen es una sociedad canina miles de años en el futuro. En dicha sociedad el ser humano, el hombre, es solo un vestigio improbable sobre quien ya no quedan más que leyendas de origen incierto que enfrentan a los eruditos en la materia. Prácticamente todas las historias están relacionadas con la familia Webster y su fiel robot-criado Jenkins. En cada una de ellas veremos cómo sus acciones e influencia a lo largo del tiempo guiarán los acontecimientos que finalmente, tras siglos y milenios, harán de los perros la especie dominante -y afortunadamente pacífica- de la Tierra.

Publicado originalmente en 1952, los primeros relatos datan de 1944, así que el texto tiene las características típicas de las obras de la edad de oro de la ciencia ficción. Mutantes como en Más que Humano (1953), viajes y exploraciones a planetas de nuestro sistema solar como en "Crónicas Marcianas" (1950), perros que con ayuda de la ciencia y la medicina humana aprenden a hablar al igual que en Sirio (1944). Una mezcla de temáticas muy clásicas pero con un par de elementos que a mi me han parecido muy originales. Por un lado tenemos la extinción/desaparición voluntaria de la raza humana por motivos que evidentemente no voy a desvelar. El desánimo y la desesperanza que guian los pasos finales de la humanidad otorgan a la narración un aire a fatalidad que al menos a mí, me ha parecido fascinante. Por otro se dota a los perros de ciertas facultades psi, como es la posibilidad de establecer contacto con entidades de otros mundos paralelos que existen en el continuo del tiempo. Apenas se profundiza en las teorías que sustentan estas realidades alternativas, no en vano el interés del autor es claramente sociológico, pero sin duda este recurso aporta mucho juego a la trama.

Resumiendo, una obra muy original y muy lograda que se merece estar entre los clásicos del género. Hacía tiempo que no me topaba con alguna y me ha sorprendido gratamente. Más reseñas de "Ciudad" en el Sitio de Ciencia-ficción, Literatura en los Talones y Prospectiva.

7 ene. 2013

Amok - Stefan Zweig

Esta es mi segunda incursión en la obra de Stefan Zweig, que no hace sino reafirmar la buenísima impresión que me causó Ardiente Secreto. El volumen que me ocupa hoy es una colección de siete relatos cortos que toma el título de uno de ellos. El autor austriaco explora los sentimientos humanos con una habilidad y una sutileza exquisita, incorporando en todos los casos un giro final dramático. Y claro, coniciendo mi absoluta predilección por las historias emotivas que relatan acontecimientos trágicos como resultado de la situaciones desesperadas, no tengo más que una palabra para definir a este libro: maravilloso.

Los relatos que incluye son:

  • 'Historia de un Ocaso'. Madame de Prie, antes favorita de la corte Luís XV, cae en desgracia y es desterrada a su ciudad natal en Normandía. Sus desesperados intentos de volver a Paris no tienen éxito, así que hace lo posible para seguir viviendo alejada de su entorno natural, pero fracasa. Por tanto antes de marchitarse y ser olvidada, decide invitar durante todo un verano a sus antiguos amigos y conocidos de la capital y poner fin a su vida con un suicidio del que solo se hablará durante un minuto en Versalles
  • 'La Cruz'. Durante la invasión napoleónica en España, un coronel francés resulta el único superviviente de un ataque de soldados catalanes en las proximidades de Hostalric. Un golpe de mala suerte hará que paradójicamente sean sus propias tropas quienes acaben con su vida.
  • 'Un Vago'. Un joven que no va bien en los estudios y ha perdido varios años se desespera ante su situación y tras plantar cara al sistema que le ha condenado antes de ni siquiera llegar a adulto, decide suicidarse.
  • 'Amok'. Un médico europeo destacado en la India colonial se enfrenta a una intrigante y atrayente mujer que le solicita un aborto. A partir de ese momento su obsesión por ella conducirá a un final terrible para todos.
  • 'La Calle del Claro de Luna'. Una historia de desamor y desesperación provocada por la avaricia de un hombre que termina aniquilando el espíritu de quien era su mujer. Prostitución, humillaciones públicas,... el final queda abierto, pero no presagia nada bueno.
  • 'Leporella'. Preciosa historia de amor imposible entre una criada tirolesa poco favorecida por la naturaleza y el joven barón amo de la casa. Incluye un giro perverso y otro final trágico. La descripción de cómo la devoción de la sirvienta por su señor hizo que ésta conociera la felicidad consiguió emocionarme hasta las lágrimas.
  • 'Episodio en el Lago Leman'. Un desconocido aparece remando sobre unos troncos en el lago Leman. Resulta ser un soldado zarista ruso que pretende volver a sus hogar en las inmediaciones del lago Baikal. La situación europea en aquellos momentos le impide seguir avanzando así que prefiere poner fin a su vida.
Los cuentos no son precisamente unas castañuelas, pero insisto, Zweig es un escritor muy, muy competente y sin una palabra de más ni de menos, consigue emocionar cuando describe las maravillas y el horror que como caras de una misma moneda van asociados a las pasiones. Recomendado de aquí a Lima. Otras reseñas de Amok en Lux Atenea Webzine y Autopsia en Prosa.

2 ene. 2013

Azul casi Transparente - Ryu Murakami

Ryu y sus amigos son unos adolescentes de principios de los 1970s, aunque ya andan próximos a la veintena. Su día a día consiste en drogas, alcohol, fiestas y sexo. Pueden pasar la mañana en las orgías que organiza un soldado afroamericano destacado en una base militar de la ciudad en la que viven, la tarde en un concierto de rock'n'roll al aire libre, y la noche bebiendo y metiendose estupefacientes de todo tipo en casa de alguno de ellos. Naturalmente esta forma de vida acarrea consecuencias terribles: violentas peleas con extraños que acaban con alguno de los chicos de la pandilla en el hospital, brutales maltratos físicos entre las precarias parejas sentimentales que se han formado, comas provocados por las drogas, etc. etc.

A esto poco más o menos es a lo que asistimos en esta novela corta. No hay más trama que una sucesión de correrías al límite. El lenguaje es tremendamente explícito, tanto en la descripción de los viajes provocados por las drogas como en sus consecuencias físicas (desmayos, vomitonas, paranoias, alucinaciones, etc.), en las despiadadas discusiones y palizas, o en las orgías con los militares americanos.

El relato nos muestra una cara de Japón completamente alejada de la rígida estructura social de sumisión al trabajo que flota en el insconsciente colectivo. Aún cuando estas aventuras urbanas extremas no dejan de interesarme, una serie de factores hacen que la lectura no sea fácil en muchos momentos. En primer lugar está el problema de los nombres de los personajes japoneses. Resulta bastante complicado saber si son chicos o chicas, y al menos a mi me cuesta dios y ayuda distinguirlos: ¿Reiko, Kei, Kazuo o Moko, son nombres masculinos o femeninos? Debido a este desconocimiento me ha costado bastante establecer un gráfico de relaciones entre ellos o quién es la pareja de quién, por momentos he pensado que había incluso alguna pareja gay (algo que no ocurre, aunque sí es cierto que Ryu mantiene relaciones sexuales tanto con chicos como con chicas). En segundo lugar la edición de Anagrama está traducida desde la versión inglesa y lamentablemente no aporta luz a este problema: he encontrado más de un error en los pronombres objeto que no hace sino enredar más este lio de sexos y géneros gramaticales.

Un libro que no está mal pero con una edición no muy cuidada que en mi opinión le hace perder puntos. En cualquier caso, como fan que soy de las vidas excesivas, pienso seguirle la pista a Ryu Murakami. Más reseñas sobre Azul casi Transparente en 10.15 Saturday Night, En el Levante de las páginas y Et Cetera. Guste más o menos según el blog, todos destacan que es una buena narración sobre la autodestrucción, el desapego e  incluso la levedad (I beg your pardon???). En fin, ¿quién soy yo para juzgar?, cada lector es un mundo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...