27 sept. 2015

El congreso de literatura - César Aira

Por indiferencia manifiesta, recurro hoy al resumen editorial para dar una idea de la trama de El congreso de literatura:
César es un escritor que se gana la vida haciendo traducciones y que lleva una vida secreta de científico loco. Poco después de ganar una fortuna resolviendo el enigma centenario que encerraba el extraño monumento conocido como el Hilo de Macuto, es invitado a un congreso de literatura en la pequeña ciudad de Mérida. Camuflado bajo el aspecto de un inofensivo escritor, en realidad se propone llevar a cabo un plan maestro: clonar a Carlos Fuentes y crear un ejército de intelectuales poderosos para así dominar el mundo. Algo que no le sale exactamente como esperaba.
La verdad es que esta novela corta repite la estructura y técnicas que aparecían en Cómo me hice monja, reseñada aquí mismo hace tan solo unos meses. Coincidencia de autor y protagonista. Amor/desamor, madurez/juventud. Imaginación desbordante a la que no se le exige lógica alguna (no linealidad, no causalidad) . Bruscos cambios de tema en el argumento (improvisación, experimentación). Una querencia a la violencia como elemento para resolver los temas.

Sin embargo, en esta ocasión nada de lo que ha escrito César Aira me ha hecho gracia. ¿Será que tengo la serotonina baja por el otoño? En fin, tampoco tengo mucho más que decir. El libro se lee un pispas y no me ha gustado. Yo creo que bastantes letras he conseguido poner juntas para la apatía que me ha provocado. Eso sí, la portada me encanta. Más reseñas en Un libro al día, Librografías y El ojo crítico. No me creo ni una palabra de lo que dice ninguno de ellos, pero ahí las dejo por si tenéis curiosidad.

24 sept. 2015

Vicio propio - Thomas Pynchon

Vicio propio es una novela negra que transcurre en la California hippy post-crímenes de Charles Manson (resulta difícil saber si es 1970 o 1971) pero escrita por el ínclito Thomas Pynchon a finales de los 2000's. Y esto se nota. Bueno, yo lo he notado porque como a nivel argumental no me ha parecido una novela demasiado interesante, me he ido fijando en los típicos detalles sin importancia aparente que denotan un tratamiento extemporáneo de temas. Pero bueno, las cosas como son, que mis palabras no lleven a engaño a nadie, tampoco estamos ante una bazofia del calibre de Besos para los malditos de Danny Miller. Lo que ocurre es que la historia que narra es una típica historia de novela negra. Buenos, malos, polis, investigadores privados, novias, secuestros, drogas, delincuentes, etc. etc. Vamos, poco más que un guión de, yo qué sé, Starsky & Hutch, por poner una referencia de serie de TV policiaca también de los 1970s.

El protagonista es Doc Sportello, un investigador privado super fumeta de estética hippie-surfera. Luego está Bigfoot Bjornsen, el poli de Homicidios solitario y amargado por una historia trágica de su pasado en el LAPD que a pesar de aparentar ser un hijo de puta quieres creer que tiene buen fondo aunque es posible que en realidad sí que sea un hijo de la gran puta. La ex-novia de Doc, Shasta Fay Hepworth, ahora liada con un magnate de la construcción, Mickey Wolfmann, cuya desaparición/secuestro será la guía delictiva de toda la acción. Además, Doc, tiene un montón de amigos porreros y druggies en mayor o menor medida, cuyo nombres no merece la pena recoger porque son demasiados. El porqué de la presencia en la trama de un buen número de ellos a mí desde luego se me ha escapado. Que no digo que no tengan motivo de estar, solo digo que para mí, en el global, sobran porque no veo qué han aportado que no sea alguna que otra coña graciosilla. Y también un montonazo de delincuentes moteros rollo Hell's Angels con muchos años de prisión acumulados. En principio trabajan como guardaespaldas de Mickey pero que también se dedican a cosas propias de moteros nazis: drogas, extorsión, alcohol y sexo, palizas, etc. También hay grupos paramilitares de patriotas americanos que le hacen el trabajo sucio a la LAPD. Y bueno, muchos elementos más, muchos.

En fin no sigo con el argumento porque se va enrevesando durante bastantes capítulos. De hecho a la historia le cuesta arrancar, y pasamos página tras página por lo que parece una colección interminable de preámbulos, y no alcanzamos una zona clara de resolución sino hasta muy avanzada la segunda mitad del libro. Tampoco está tan mal aunque sea un poco facilona y vaya dando tumbos. Quizás la adaptación al cine de 2014 a cargo de Paul Thomas Anderson tenga su gracia por la componente visual que deben aportar los viajes de ácido o los cuelgues de marihuana. En cualquier caso, es ya momento de hablar de algunos de esos puntos fuera de lugar que no me encajan en el texto y que tan entretenido me han tenido.

1. Los modismos que se usan a lo largo de toda la narración quieren dar la idea de que estamos a principios de los 1970s y por tanto hay un esfuerzo deliberado para que suenen rancios. Sin embargo la elección del traductor has sido bastante desafortunada para mi gusto: usa hasta la extenuación "chachi" y variaciones de "molar" (mola, molón, molona, etc.) que yo situaría en los 1980s. En fin, reconozco que esto es complicado porque muchos de estos modismos tienen su origen en argots carcelarios, en hablas específicas de delincuentes o son préstamos del caló, con lo cual es posible que se hayan estado usando mucho más tiempo del que yo creo, pero aún así, ¿es que no se publican compilaciones y tratados sobre modismos, donde se recoja su posible origen y se date su uso y su paso al olvido? Y si no, ¿qué cuesta ver una película de Paco Martinez Soria, de ésas en que se marcha a Madrid desde su pueblico de Zaragoza para poner orden en la desastrosa vida de sus 5 hijas y fijarse en cómo hablan sus nietos más modernos? Aquí van dos sugerencias que sin duda, suenan mucho más hippies que las escogidas: macanudo y pistonudo.

2. El tratamiento que se hace de la homosexualidad es muy contemporáneo. Dos de los moteros nazis guardaespaldas resultan ser gays de gustos leather y sadomasoquistas. A ver, que doy por descontado que existía una escena gay leather S&M en los EEUU a principios de los 1970s y que los moteros nazis encajan a la perfección en el papel (veásen si no los trabajos de Tom of Finland). Sin embargo me cuesta creer que todos los personajes reaccionen con tantísima indiferencia ante el conocimiento de las preferencias sexuales de esos dos delincuentes. Resulta que solo hay un personaje homófobo, un policía que aparece casi testimonialmente en la trama. Señores, que estamos en 1970-1971. Hace un año aproximadamente de los disturbios de Stonewall por los abusos y extorsiones de la policía a los bares gays de New York. No creo que en la costa oeste las cosas fuesen diametralmente opuestas en ese sentido. No voy a negar que la homosexualidad ha sido siempre mejor tolerada en entornos artísticos y de clase alta, en especial cuando el personaje es una mariquita graciosa afectada e inofensiva. Pero estamos hablando de que le cuentas a cualquiera que los moteros nazis son pareja y les va el sadomasoquismo y nadie parece sorprenderse. Lo siento pero no me encaja.

3. Para finalizar hay una referencia cultural muy, muy fuera de tiempo. Ahí va la cita:
Después de haber visto muchas películas de terror de sábado por la noche, Doc sabía que construir algo encima de un cementerio indio era el peor de los karmas posibles, aunque a los promotores inmobiliarios, que eran unos malvados por naturaleza, les daba igual dónde construir siempre que los solares estuvieran nivelados y fueran accesibles [Cáp. XX]
Bien, como aficionado al cine de terror y fantástico que soy yo mismo, la pregunta que me surge espontáneamente es: ¿cuántas peliculas de terror anteriores a 1970/1971 tienen como elemento diferenciador la profanación de un cementerio de nativos americanos? A mi a priori no me parece un tema muy tratado en el cine fantástico anterior a 1970, mucho más centrado en los monstruos clásicos, invasiones alienígenas y sobre todo, el horror nuclear de la guerra fría (apocalipsis atómicos, mutaciones y plagas de insectos hipertróficos por la radiación, etc.). Que conste que no puedo afirmar que no haya films de terror sobre cementerios indios anteriores a 1970, pero no parece muy plausible. De hecho, la información más cercana que he encontrado sobre el tema en Internet la tiene el artículo 8 horror movies inspired by Native American myths and legends, y de las 8 películas que recoje, la más antigua es Shadow of the hawk de 1976. Bueno ahí lo dejo. Evidentemente no merece la pena hacer una búsqueda exhaustiva para demostrar mi error o el del autor, sin embargo la semilla de la duda está plantada.

¡Qué le vamos a hacer, así son las cosas! Tantas ganas de volver leer a Pynchon para encontrarme con una novela que sin ser mala, no aporta gran cosa. Creo que el próximo intento será con El arcoiris de gravedad que tiene mejores referencias y por lo que he leído está más en la línea de La subasta del lote 49. Tenéis mas reseñas de este libro en Viaje alrededor de una mesa y La medicina de Tongoy. Ambos coinciden en que se trata de la obra más lineal del autor americano y que no deja de ser una trama noir, con mayor o menor complejidad poco más que una novela de género

21 sept. 2015

Degenerado - Chloé Cruchaudet

Hoy se cuela sin avisar una reseña inesperada sobre un cómic increíble del que se da cuenta en una hora o menos. Aviso que deja un excelente (pero amargo) sabor de boca, y que os gustará si como a mí os atraen inexorablemente las vidas al límite. Los jóvenes Paul y Louise se casan e inmediatamente después de la ceremonia, el joven esposo comienza su servicio militar obligatorio. Para su desgracia durante el mismo estalla la I Guerra Mundial y es movilizado como cabo. Una experiencia especialmente traumática sufrida en la contienda le hace desertar y vuelve a París con su esposa, quien le oculta en la modesta habitación de pensión en que vive. Tras unos meses encerrado y desesperado por su enclaustramiento forzoso, decide probarse las ropas de su mujer para pasear un poco por la ciudad. Para su sorpresa, cuidando sus modales y preocupandose por su aspecto, nadie sospecha que se trata de un hombre. Empieza entonces a gestarse una nueva vida y una nueva identidad: Suzanne. Su esposa le busca un trabajo en su mismo taller de costura y allí se convierte en la chica más popular y querida. El día que cobra su primer salario, se marcha a celebrarlo con unas compañeras al Bois de Boulonge. Un poco por casualidad, descubre el ambiente de absoluta libertad sexual que existe en ese parque cuando se pone el sol. Tras unas reticencias iniciales, Suzanne se convierte en uno de los personajes más deseados todas las noches, lo que le obliga a dejar su trabajo en horario de mañana. Las visitas al Bois se convierten en costumbre y termina arrastrando consigo a Louise. La vida conyugal se resiente pero de pronto llega el armisticio y Paul puede por fin dejar de disfrazarse. Sin embargo, el tipo de vida que había estado llevando se ha vuelto adictivo y todo hace pensar que no habrá un final feliz para esta pareja.

Basado en hechos reales, la portada de Degenerado nos avisa de que toma como referencia el ensayo 'La Garçonne et l'Assassin', de Fabrice Virgili y Danièle Voldman (una simple búsqueda en vuestro buscador favorito os dará como resultados fotos de las verdaderas Louise y Paul/Suzanne). Según es el cómic, me atrevo a decir que dicho ensayo debe enlazar con la teoría queer y la construcción del género. Porque lo cierto es que Paul se ve seducido sin remedio por su nueva vida y su nueva identidad. Si bien la adoptó por razones de seguridad personal, con el tiempo comprueba que encaja muy bien en la persona que ha creado desde cero. Lamentablente ese estilo de vida tenía todas las de perder en aquellos años (sigue siendo complicado ahora, no quiero imaginarme en los 1920s). Las envidias e inseguridades conducen primero a rumores de que Suzanne y Louise son amantes lesbianas. Posteriormente Louise acusa a Paul de homosexual (bueno, en realidad le llama maricón) por su desinhibición con unos y con otras durante los intercambios en el Bois. Las circunstancias de marginalidad que le rodean le conducen al alcoholismo, la drogadicción y los malos tratos. Probablemente sus terribles experiencias en la guerra también tengan también que ver en esa caída a un pozo de humillación y degeneración física.

Respecto a la técnica, en los dibujos predominan los tonos oscuros, con todo el rango imaginable de grises hasta el negro. Sólo hay colores y muy apagados (acorde quizás con la situación de restricciones y escasez de un guerra mundial) en elementos puntuales de algunas viñetas: el granate oscuro de un abrigo; el rojo sucio de una blusa, un pañuelo anudado al cuello o un vestido; los colores de la bandera francesa; un violeta oscuro en el tinte de Suzanne. Por otro lado los fondos parecen estar hechos a lápiz y carboncillo. Hay que reconocerle el mérito a Chloé Cruchaudet por el excelente libro que ha escrito/dibujado, de hecho tiene una colección inacabable de premios. La parte que transcurre en las trincheras me ha parecido especialmente devastadora, tanto en el guión como en las viñetas. En fin, el libro es un poco caro, casi todos los cómics en tapa dura lo son, pero la historia es tan terrible y desoladora que creo que la inversión merece la pena. Tenéis más reseñas en Deborahlibros (que fue quien me puso en la pista) y Papel en blanco.

16 sept. 2015

Claus y Lucas - Agota Kristof

Claus y Lucas T. son dos gemelos de unos 8 años. Los constantes bombardeos a que se ve sometida la capital en donde viven durante la Segunda Guerra Mundial, así como la falta de alimentos en la misma, obligan a su madre a llevarles a la ciudad de K. para que su propia madre y abuela de los niños cuide de ellos mientras dure la contienda. El libro que reseño hoy engloba tres novelas escritas por Agota Kristof independientemente que recorren la vida de los hermanos en un periodo que abarca cuarenta y muchos años.

  • 'El gran cuaderno' (1986): Claus y Lucas llegan a casa de su abuela, quien no tiene buena relación con su hija debido a un problema familiar con su difunto padre, muerto en circunstancias sospechosas. La abuela lo deja claro desde el primer momento: los niños han de ganarse el sustento ayudandole en la huerta y con los animales de granja. El trato que reciben los pequeños es extremadamente cruel, pero los dos son muy inteligentes y se adaptan perfectamente a unas circunstancias terriblemente adversas. La historia se desarrolla hasta que finalizada la guerra, cuando los protagonistas ya tienen 15 años, Claus cruza la frontera para marcharse a otro país y deja solo a su hermano.
  • 'La prueba' (1988): Tras la marcha de Claus, Lucas se ha quedado solo en la ciudad de K., pues su abuela también murió. Asistimos a sus vivencias en un país que tras la gran contienda pertenece al bloque comunista. Los recortes en las libertades y la pobreza son omnipresentes y asfixiantes. Con solo 30 años Lucas acumula ya varias pérdidas muy dolorosas y golpes afectivos muy traumáticos. El descubrimiento de un cadáver en las proximidades de la casa de su abuela precipitan su desaparición.
  • 'La tercera mentira' (1992): Al final del anterior volumen asistimos a la vuelta de Claus a la ciudad de K. El gemelo huído en primer lugar tiene 50 años y una salud muy precaria debida a los malos hábitos. El que era un antiguo país en la órbita de la URSS se ha transformado por fin en un país libre que pueden visitar los turistas, así pues Claus recorre la ciudad que le vio crecer buscando sin éxito a su hermano. Entabla amistad con algunos lugareños a quienes le habla de él, pero aparentemente nadie le conoce. Tras alargar su visado todo lo permitido, una trifulca sin importancia le lleva a la cárcel por no tener su documentación en regla. Se inicia el proceso de repatriación a través de la embajada de D. Las pesquisas de sus compatriotas conducirán a la resolución del misterio de su vida.
Llevaba meses leyendo maravillas sobre esta escritora húngara y sobre este libro en particular. Me alegra enormemente decir que jamás de los jamases habría esperado una experiencia tan extraordinaria como la que supone leer estar tres novelas juntas. Es de esas obras que me hacen pensar que son inmejorables, sublimes; por mucho que intente alabarlas, lo único que merece la pena decir sobre ellas es que deberían ser de lectura obligatoria. Que yo recuerde me ha pasado con Lolita de Nabokov, con los cuentos de Askildsen, con Desgracia de Coetzee, con Céline, Singer y algunos más. Claus y Lucas tiene todo lo que más me gusta si hablamos de literatura. Nos expone a la brutalidad de la que es capaz el ser humano en circunstancias difíciles (y que puede haber más difícil que una guerra). Nos demuestra sin embargo que también está dispuesto a dar su vida por aquello que considera justo. Y no emite juicios de valor, simplemente presenta la realidad ante nuestros ojos, por muy contradictoria que pueda ser. Y qué manera de retratar al amor y la familia, como dos lacras sociales capaces de destrozar vidas sin piedad, de minar la confianza de las personas hasta anularlas, de fabricar desgraciados a partir de personas que nacen inocentes. Y qué capacidad de supervivencia demuestra el ser humano, sin miedo de bordear la locura con tal de seguir resistiendo, de encontrar una brizna de felicidad, una esperanza de redención.

La escritora afincada en Suiza escribe con frases tremendamente simples, poco más que sujeto, verbo y predicado y un vocabulario super sencillo. Nada de afectación, nada de frases largas que acumulan relativos y conjunciones. Pero eso le basta y le sobra para dar rienda a una imaginación desbordante. Cada libro es una colección inenarrable de situaciones demoledoras emocionalmente, a cada cual peor. Y cuando pensabamos que no podría suceder nada más grave, ocurre con una intensidad que cuesta creer. Simultáneamente, en un alarde habilidad narrativa que solo puede deberse a un talento inabarcable, la información que Kristof nos proporciona a medida que avanzamos, va reestructurando en retrospectiva todo lo que llevamos leído y habíamos creído. Es entonces cuando se produce uno de esos momentos mágicos en que he conseguido sincronizar a la perfección con lo que va sucediendo e incluso lo que está por suceder. Frases en forma de relampagos nos descubren que las cosas no son siempre lo que parecen. La historia y los personajes adquieren en ese instante un sentido global en nuestra cabeza. Es ésta también una obra con una fuerte componente de ficción dentro de la ficción, se vuelve a demostrar que detrás de una gran historia, casi siempre hay muchísima pena y muchísimo dolor. Tenéis más reseñas de esta obra maestra en El lamento de Portnoy, El blog de la hierba roja o La boca del libro. Todas son elogiosas con las dos primeras novelas pero ponen un poco en entredicho a la tercera. Yo lo tengo claro: recomendadísima de cabo a rabo.

14 sept. 2015

Animales y más que animales - Saki

No hace ni un mes que a raíz del post de La gran pesquisa, uno de mis comentaristas habituales me puso en la pista de Saki, pseudónimo del autor y dramaturgo británico Hector Hugh Munro. Según me contaba, Tom Sharpe le reconoció como una de sus mayores influencias literarias. Con esta presentación no me lo pensé dos veces y me lancé de cabeza y sin red a por uno de sus libros de relatos: Animales y más que animales.

Este volumen recoge 36 relatos muy breves (tenéis la lista completa ordenada alfabéticamente en Lecturalia), con una cierta recurrencia a la presencia de animales en los mismos, aunque en la mayoría de los casos es simplemente anecdótica. Los cuentos siguen todos el mismo formato:

  1. Un personaje de la clase alta británica más acomodada, digamos Lady Collingwood, se enfrenta a una situación comprometida socialmente: puede ser una recepción en el York Cottage de Norfolk a la que no ha sido invitada pero debe asistir a toda costa, una Navidad con invitados que no se soportan en la mansión familiar de Old Stratford en Buckinghamshire, el posible matrimonio de su hija Miss Pennelope con el primogénito de los Eccleston, que lamentablemente no tiene el visto bueno de la matriarca de la familia, la nonagenaria y excéntrica Lady Gardyner, etc.etc. etc.
  2. Su supuesta gran amiga, Mrs. Whiterremore, o la péfida de su cuñada, Lady Outerridge, o quizás la reconrosa y oronda ama de llaves, Lucy Smith, que lleva sin aumento de sueldo 30 años, le gastan una jugarreta.
  3. Los planes de Lady Collingwood se frustran.
  4. Aun así hay un giro final inesperado y pretendidamente divertido que por lo general, no tiene absolutamente ninguna conexión argumental con la historia desarrollada en el texto. Por decir algo, Pete Cooper, el pilluelo ayudante de los establos de su excelencia Lord Collinwood, le roba la última pasta de té a Ambrose Myerscough, el afectado asistente del representante del condado en la Cámara de los Lores.
En fin, se me hace difícil de creer que unos cuentos tan tremendamente insustanciales, simplones y sin gracia hayan podido ser inspiradores del caústico y corrosivo humor del autor de Wilt. Igual es que he errado el tiro y he elegido su peor recopilación, pero vamos, vista la malísima impresión que me han causado, este escritor tiene toda la pinta de haberse convertido en un nuevo Chesterton en mi universo literario personal. Según podréis comprobar en las reseñas en Papel en blanco o En los tipos duros también leen, elogiosas a más no poder, resulta imposible pensar que estemos hablando del mismo libro.

6 sept. 2015

Flores para Algernon - Daniel Keyes

Flores para Algernon es otro de esos títulos clásicos de la ciencia-ficción que han transcendido el inconsciente colectivo. Bueno, eso quiero creer yo que me topé con ella hace años, tras el estreno en los cines de The Lawnmower Man/El cortador de césped (1992), que a pesar de no mencionar en absoluto a Daniel Keyes en los títulos de crédito, sigue exacta y sospechosamente el mismo planteamiento que la laureada obra de este autor (Nébula a la mejor novela de 1966): conseguir que un joven con una discapacidad intelectual servera se transforme en un genio mediante la aplicación de la técnicas médicas, nuevos fármacos, tecnología, etc. El protagonista del libro es Charlie Gordon, que padece grave retraso mental debido a la fenilcetonuria. Sin embargo la gran motivación por aprender y su buen carácter, hacen que Alice Kinnian, su profesora de la escuela para adultos con minusvalía a la que asiste, le proponga para un programa experimental en la Universidad Beekman, de la que también depende dicho centro. Con la aplicación de cirugía y fármacos ya han conseguido resultados espectaculares en ratones, siendo Algernon el roedor estrella del programa. Así pues, el protagonista se someterá al mismo tratamiento y efectivamente conseguirá incrementar su inteligencia superando el rango de genio en cuestión de semanas. Sin embargo, su nueva capacidad le permitirá ser consciente de las duras condiciones en que ha vivido hasta entonces. Es aquí donde está el cuerpo de la historia, en el terrible conflicto que supone la toma de conciencia del trato que ha recibido (y va a seguir recibiendo) por parte de la sociedad y sus posibilidades de integración en la misma si consigue mantenerse estable.

No recordaba yo que esta novela fuese una gema de este calibre. No solo es un drama existencial de tres pares de narices, y ya sabemos lo que disfruto yo con un drama de este tipo, sino que además está escrita como una falsa autobiografía, lo cual le otorga una autenticidad que destroza y desarma completamente al lector. Se emplea por tanto a un narrador en primera persona, siendo el protagonista quien se encarga de redactar unos informes de progreso en los que refleja todo lo que le va sucediendo desde que empieza el programa. Así pues, durante los apenas 9 meses que dura el proyecto, contemplamos el diario en el cual Charlie vuelca sus experiencias. Al principo sus apuntes están llenos de incongruencias, simplezas y faltas de ortografía, pero tras la intervención quirúrgica vemos como mejora en ortografía y sintaxis, cómo los recuerdos empiezan a volver a su mente y cómo vuelve a sufrir la triste realidad de toda su existencia al tomar conciencia de ella ahora que tiene capacidades intelectuales completas. Es de destacar también el sustrato científico (medicina y psicología sobre todo) y universitario (investigaciones, congresos, publicaciones, etc.) que incluye la narración, pues discretamente, pero con una precisión admirable, aporta  realismo al texto.

Se podría objetar a la novela que los niveles de crueldad que Charlie ha padecido durante toda su vida son casi intolerable, pero si algo logra el escritor a la perfección a través de los mismos es que nos incluyamos  inconscientemente en alguno de los grupos que le ha humillado, maltratado o se ha burlado de él, ya sean los críos del colegio, sus familiares (atentos a Rose, la madre, una auténtica perturbada hija de puta), sus compañeros de trabajo, etc. Y claro, ésta es una píldora amarga que a nadie le apetece tragar. De todas formas no hay que sorprenderse del grado de violencia que ha padecido el protagonista en sus carnes, no es nada que no aparezca de cuando en cuando en la crónica de sucesos. Una vez que los recuerdos bloqueados cobran presencia en su cabeza, la amargura y el rencor que experimenta Charlie en esos momentos son capaces de destrozar anímicamente al más insensible. Keyes nos pone delante de los ojos lo miserable que es el ser humano, que queda reflejado como lo que es, una auténtica basura. Y el cierre de la trama es perfecto: terriblemente doloroso pero rebosando dignidad. Un libro maravilloso, así, sin más. Tenéis más reseñas en Rescepto, La biblioteca del Kraken y el Sitio de Ciencia-ficción. Todos coinciden en calificarlo de obra maestra imprescindible.

2 sept. 2015

El aeródromo - Rex Warner

En la cena de celebración de su vigesimo primer cumpleaños, Roy recibe una noticia inesperada: su padre, rector de la iglesia del pueblo, le confiesa que es adoptado y que desconocen quienes son sus padres biológicos pues su esposa y él lo encontraron abandonado. A esta noticia tan perturbadora, se van sucediendo eventos cada vez más inquietantes: poco después el rector muere trágicamente en un accidente durante una exhibición de las fuerzas aéreas en la feria del condado. Su novia Bess, la hija de los taberneros, de quien está locamente enamorado, se está acostando con un arrogante teniente del aeródromo y cuando es descubierta, no muestra signos de arrepentimiento. Hace años que las instalaciones militares dominan el paisaje local, pero ahora, debido a oscuros mandatos gubernamentales van a tomar posesión de las tierras y propiedades del entorno, de manera que todos los lugareños pasarán a ser empleados del mismo. En este estado de las cosas, el protagonista, apoyado por la viuda del rector y deslumbrado por el brillo de la vida militar y el oden que promete poner en su atribulada entrada en la mayoría de edad, decide solicitar en ingreso en el cuerpo aéreo. Allí pronto destacará y se convertirá rápidamente en la mano derecha del máximo responsable de las instalaciones, el vicealmirante del aeródromo.

En la introducción a cargo de Anthony Burgess, el autor de 'La naranja mecánica' nos cuenta que 'El aeródromo' es una alegoría del enfrentamiento entre el fascismo y la democracia. Bien, no seré yo quien le contradiga, aunque sí puntualizaré que la historia narrada por Rex Warner demasiado alegórica no es. Al contrario, está todo muy claro y teniendo en cuenta que fue escrita en 1941, las referencias al nazismo no pueden ser más obvias. De hecho el vicealmirante le cuenta a Roy, cuando ya ejerce como su asistente de confianza, que se está gestando un gran plan que supondrá la eliminación del pueblo insignificante y la instauración de un nuevo tipo de hombre superior. Cómo se logrará no es el objeto del libro, sino que la narración se centra en el conflicto del joven ante lo que considera una amenaza a la libertad del individuo, y su consiguiente rechazo a las promesas del nuevo orden que la fuerza aérea pretende fundar en nombre de la mejora de la raza, bla, bla. Siento parecer un descreído, pero es que viendo que la libertad individual que tenemos es la de elegir ropa nueva y barata todas las temporadas o cambiar de coche cada cuatro años, la cantinela de la "libertad individual" suena muy importante en abstracto, pero una vez traducida a hechos tiene lamentables resultados: desigualdad, consumismo,  devastación del medio ambiente, contaminación, agotamiento de recursos naturales, etc.

Volviendo a la novela, hay que advertir que el cuerpo de crítica a los totalitarismos ocupa aproximadamente el tercio final, porque los dos tercios anteriores son más bien un complicado drama de crecimiento personal del protagonista, provocado por una interminable colección de desgracias. Al autor no le bastaba con el enigma de su nacimiento, la muerte de su pardre y la infidelidad de Bess para poner a Roy contra las cuerdas. ¡Qué va!, hay muchas más fatalidades en su vida, tanto antes de entrar en el cuerpo aéreo como una vez sirviendo a la patria. Sorprende que se las tome con tanta sangre fría, cuesta creer que un joven de 21 años sea capaz de tener tanto control sobre sus sentimientos y sea tan racional en cuestiones emocionales. Bueno, al margen de esta pequeña queja por mi parte, tengo que reconocer que como historia está muy bien construida y todo está tan mascado para el lector que yo personalmente lo agradezco, porque los terrenos alegóricos me son bastante resbaladizos. No he encontrado reseñas en la blogosfera pero sí un breve artículo en diario asturiano LNE.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...